Bienvenida/o Lector

Bienvenidos a "Las Hojas Sueltas del Librepensador", sitio web dedicado a la opinión, el debate y que el mundo arda, de una u otra manera, a partir de las letras.
Este Blog nace de "El Librepensador", boletín informativo publicado en internet, impreso y repartido en la calle. Todo aquello que no cabía en ese espacio se publica ahora acá, solamente en internet.
Disfruten el blog!

NOVEDADES: Las Hojas Sueltas ahora tiene Tumblr ( www.lashojassueltas.tumblr.com ).

martes, 9 de marzo de 2010

Cambia o sigue sufriendo réplicas - Parte I - Por Raúl Roblero Barrios

Esto fue escrito por Raún Roblero Barrios, quien me pidió lo publicara en Las Hojas Sueltas. Me pareció muy bueno, perfecto para reflexionar - sobretodo en momentos donde más vale pensar las cosas dos veces y con la cabeza fría, y no dejarse llevar por la excitación.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 - Mucha masa a empezado, con la alza de voz de Gaya, a cuestionar la civilización en que vivimos, y ya que esto está tan en flor de piel hay que aprovechar las coyunturas para algo que desde hace tiempo se ha empezado a cuestionar: el rumbo de la civilización basada en el individuo.
      - Ante todo debo reconocer que me costó sentarme a escribir ya que la palabra queda pequeña ante estos hechos “nada tiene que ver el dolor con el dolor” (E. Lihin): 
          “Nada tiene que ver el dolor con el dolor/ nada tiene que ver la desesperación con la desesperación/ Las palabras que usamos para designar esas cosas están viciadas.” (Fragmento) 
      - El “labor” de los que seguimos viviendo es encontrar las responsabilidades – dentro del ámbito humano – que causaron las desgracias tanto para los muertos como para los  que son y serán por mucho tiempo sobrevivientes. Un punto de aquello - y es a lo que va este texto – es encontrar la razón del por qué de aquellos actos delictuales, de aquellos que saquean, como de aquellos que aprovechan para hacerse aún más ricos; esos actos tan humanos – aquello que dice que algo “bueno” es humano y lo “malo” es inhumano, es una falacia –, por ende ya que son de tal carácter, la responsabilidad no recae sobre un ser humano en particular sino sobre toda la sociedad.
      - El humano está constituido en base a complementos, es por ello que hablo de la responsabilidad social, porque el individuo con la sociedad nunca están disociados. Por tanto, somos producto de una sociedad que lleva implícita su respectiva cultura – en realidad “sólo artificialmente separamos la civilización de la cultura, y hay dos palabras para una única e idéntica acción (A. Artaud, 1938). Tenemos que asumir que los actos sociales son responsabilidad de lo que construimos, es decir, la civilización; y ésta “surge de la cultura que se aplica y que rige hasta nuestras acciones más sutiles” (A. Artaud, 1938).
     - Si queremos una civilización de calidad, debemos tener una “educación de calidad” – eso de la “educación de calidad” está tan en boga, pero nadie define los que es una “educación de calidad”, el uso que le doy es el de una educación no enfocada en la competitividad sino en un altruismo que se complemente entre el individuo y la sociedad -, este tipo de educación debe empezar por casa porque “la familia es considerada como la primera fuente de socialización, es decir, el proceso mediante el cual las personas adquirimos valores, creencias, normas y formas de conducta” (I. Cavada Cabrera y N. Pinto Kalichi, 2009), pero ¿cómo hacerlo en una sociedad en que lo único que hace es impedir la crianza familiar?. Si han reducido la educación a las aulas, no queda más otra que empezar a formar desde ahí, pero los educadores deben retomar la educación valórica que “ha dejado de ser importante en pro de la excelencia académica y en pro de lo cognitivo. Donde lo simple y cotidiano, el sentido común ha dejado de ser visto en pro de grandes conceptos o de grandes armazones teóricos” (P. Sordo, 2009).   
     Bibliografía:
    • A. Artaud, El teatro y su doble, 1938.
    • I. Cavada Cabrera y N. Pinto Kalichi, ¿Cuáles son las prácticas, discursos y obstáculos que tienen los apoderados, con respecto a la participación en la educación de sus hijos?, 2009, Pontificia Universidad Católica de Chile, Facultad de Ciencias sociales, Instituto de Sociología.  
    • •P. Sordo, No quiero crecer, 2009, Santiago, Editorial Norma. 
Por Raúl Roblero Barrios.-

4 comentarios:

Raúl Roblero Barrios. dijo...

•P. Sordo, No quiero crecer, 2009, Santiago, Editorial Norma.

(disculpen falto eso en la bibliografía).

Osama dijo...

Listo, quedó modificado.
En la publicación que facebook lanza automáticamente del blog hay más comentarios. Podrías buscarme por mi correo electrónico.

Raúl Roblero Barrios. dijo...

cómo hago eso?

Osama dijo...

no recuerdo muy bien, lo busqué en google y me apareció un tutorial.